Bariloche

Juntas Vecinales piden al Intendente gestiones para que Bariloche siga cobrando el IFE

Ante la noticia de que Bariloche pasó de Aislamiento Social a Distanciamiento Social se ha generado un marco de incertidumbre sobre la exclusión de nuestra ciudad de futuros pagos del Ingresos Familiar de Emergencia.

Si bien en la conferencia de prensa, las autoridades nacionales aclararon que algunas zonas de DISPO podrían seguir cobrándolo, no hay información concreta sobre la situación en la que queda Bariloche.

Por ello, queremos solicitarle al Intendente, y por su intermedio a la Gobernadora, que pongan el mayor empeño, como lo hace para habilitar el turismo y declarar la catástrofe económica del sector, para garantizar el pago sucesivo del IFE hasta tanto se reactive realmente la actividad económica en Bariloche.

Es sabido que mientras dure la pandemia, el turismo va a ser una de las últimas actividades en normalizarse. Esto golpea de lleno a miles de vecinos y vecinas de nuestra ciudad que tienen su sustento en esta actividad, de manera directa o indirecta, pero también a otros miles que ven mermada su actividad y sus ingresos por las restricciones a la movilidad y la caída generalizada en la actividad económica.

Según datos oficiales de la Encuesta Anual de Hogares Urbanos 2014, existe un 27% de la población económicamente activa que es cuentapropista, muchos de los cuáles seguramente no están formalizados como monotributistas ni autónomos. Asimismo, existe un 10% de trabajadores de la construcción y un 5% de trabajadores de casas particulares, ambos sectores con una alta incidencia de la informalidad. Finalmente, la misma encuesta señalaba un 8% de la PEA desocupada. Si bien estos datos requieren actualización, permiten dar cuenta cabalmente de la importancia que tiene el sector informal en Bariloche y por ello lo vital que se vuelve el IFE.

En la inscripción original se anotaron 11 millones de personas para cobrar este subsidio en todo el país. Si bien no existen datos oficiales las estimaciones hablan de más de 50 mil personas que lo habrían cobrado en Río Negro, y es posible que una elevada proporción de estos correspondan a Bariloche. Estamos hablando de miles de nuestros vecinos y vecinas que van a quedar sin este aporte mínimo que garantiza un piso de subsistencia en este contexto de pandemia y crisis socioeconómica.

Ante esta situación las juntas le solicitaron al Intendente, y por su intermedio a la Gobernadora, que hagan los máximos esfuerzos para garantizar la continuidad de dicho plan de asistencia.

Firmaron la nota diversas juntas vecinales de Bariloche, como la de Nueva Jamaica, 3 de mayo, El Trébol, Barrio Matadero, Península San Pedro, Villa Lago Gutiérrez, Don Orione, Valle Escondido, Colonia Suiza, Virgen Misionera, San Ceferino, Villa Llanquihue, Casa de Piedra, El frutillar, Manzana Hueney, Parque Playa Serena, San Francisco II y III, 150 Viviendas, INTA, Llao Llao, Wanguelen, Don Bosco y la Junta de Altos del Cóndor.