Bariloche

¿Apertura al turismo?

Hay repercusiones sobre la posible “reapertura” al turismo en la ciudad, desde hace varios días el intendente de Bariloche, Gustavo Gennuso, viene barajando y haciendo pública su intención en “abrir la ciudad y trabajar en protocolos para ello” lo cierto es que los números de contagios no paran de ser altos y la capacidad del área de salud está al límite, tanto que hace pocos días el director del Hospital Interzonal de Bariloche fue tajante: “con estos números es imposible la apertura turística”, supo decir sin tantas vueltas.

Mientras tanto, hoy, tanto desde el gobierno local como provincial, dejaron ver que están trabajando en un protocolo de re apertura para Bariloche.

Las repercusiones políticas llegaron rápidamente desde “Incluyendo Bariloche” un espacio vecinalista que estaba muy bien posicionado desde diferentes encuestas para imponer a su candidata a intendenta Andrea Galaverna, pero que finalmente no se pudo presentar por una impugnación a su lista que la dejó afuera de la contienda electoral, el resto es historia conocida: Gennuso es re-electo mientras los votos en blanco, nulos y abstención fueron altísimos, con una oposición fragmentada y con pocas propuestas para convencer a mayorías.

El comunicado de la agrupación vecinalista salió a pegarle duro tanto al oficialismo local como provincial:

Apertura Turística: “El dilema del arenero” 

Bariloche es pensado desde los gobiernos de Juntos Somos Rio Negro como una ciudad Turística al servicio de personas que vienen con suerte una semana en su vida, lo que nos construye a los y las habitantes de esta ciudad en extranjeros al servicio. Nunca se ha planificado desde la Gobernación de la Provincia (Alberto Weretilneck y Arabela Carreras), ni de la Intendencia de la ciudad (Gustavo Gennuso) la diversificación de la actividad productiva de Bariloche, es decir, dejar de ser solo un destino turístico para pensar y aplicar políticas públicas que generen producción de bienes y servicios que den trabajo genuino a los y las Barilochenses todo el año y que de esta forma no dependamos exclusivamente de la actividad económica que produce el turismo. Los Barilochenses tenemos que dejar de ser embajadores de nuestra ciudad para vivirla. Hoy por falta de estas políticas de planificación nos encontramos en medio de una pandemia con la ciudad sin turistas, en consecuencia SIN TRABAJO…” El dilema del arenero” donde solo vienen a jugar un rato y luego se van; y para colmo la mayoría de las grandes empresas turísticas no aportan impositivamente en Bariloche ya que los impuestos los pagan en Bs. As.. Todo esto sumado a que no se ha realizado una política en salud que haya aumentado la infraestructura (Camas, Hospitales, Salas de primeros auxilios) y sus recursos humanos (Médicos, Enfermeros, Personal Sanitario), hace que nos preguntemos : ¿Qué camas van a ocupar  los turistas que se infecten de covid19? ¿Qué personal sanitario va a atender esta demanda extra? ¿Por qué no se planifica la ciudad con una estructura económica que no dependa solo del turismo? 
Parecería que estas respuestas no fueron dadas por Juntos Somos Rio Negro en más de 8 años de Gobernar la Provincia. 
Se debe, en consecuencia, asumir que la irresponsabilidad de la apertura turística en estas condiciones surge de las políticas que en todos estos años no se aplicaron en materia económica y de salud en la ciudad de Bariloche.