Bariloche

Avalancha fatal en Baguales: la causa avanza despacio y en secreto

La investigación para esclarecer cómo ocurrió la avalancha que causó la muerte de Agustín Crupi la tarde del 2 de septiembre pasado avanza de manera sigilosa en Bariloche, relata el diario de Río Negro.

Desde el Ministerio Público Fiscal informaron ayer que la fiscal Betiana Cendón recibió días atrás el informe con las peritaciones que hicieron los especialistas, pero no revelaron ningún detalle de las conclusiones.

Explicaron que Cendón quiere observar “tranquila” el informe para después analizarlo junto a otros expertos en la materia.

Ayer, el diario de RÍO NEGRO, contó que se comunicó con la ministra de Turismo, Cultura y Deportes de la provincia, Martha Vélez, para que informe si hubo alguna medida en relación al centro de esquí, que está ubicado a unos 60 kilómetros al sur de Bariloche. Sin embargo, se excusó de hablar del tema porque estaba ocupada.

Tras la tragedia con Crupi, Vélez afirmó que Baguales no estaba autorizado para operar, porque no había renovado el permiso. Tampoco podía estar en funcionamiento por las restricciones dispuestas por el gobierno nacional en virtud de la pandemia causada por el nuevo coronavirus. Justamente, el turismo está prohibido.

Baguales es un exclusivo complejo de esquí con un servicio premium. El grupo belga Burco desarrolló el centro turístico y hace dos años lo vendió a la firma Baguales Acquisitions SA. Funciona desde 2013 como emprendimiento de turismo activo y de aventura, en temporadas de verano e invierno.

Además el portal del mismo diario aseguró que Muchos complejos hoteleros del cerro Catedral funcionaron de manera clandestina durante la temporada de más nieve.

Nota completa: