A 15 días del comienzo de las restricciones, la ciudad sigue con el sistema de salud a tope: las 57 unidades de terapia intensiva están ocupadas desde antes de que comenzaran las últimas restricciones y hay pacientes intubados y con oxígeno hasta en los pasillos de las guardias, tanto del sector público como privado.

Los principales referentes del sector sanitario local venían advirtiendo sobre la situación crítica que se vive en Bariloche y la saturación del sistema. La ocupación de las camas de terapia intensiva es del 100% desde hace más de un mes y, en algunos momentos, no hay bocas de oxígeno disponibles, aunque hace varios días, el parte oficial, dice que hay una cama disponible, llamativo dato.

Con respecto del año pasado bajó 15 años el promedio de edad de los pacientes, que actualmente es de 56 años.

Por su parte el equipo de epidemiología del Hospital Zonal de Bariloche, elaboró recientemente una línea de tiempo, que va de mayo de 2020 hasta ahora, que revela que el incremento exponencial en el número de casos de coronavirus estuvo siempre directamente relacionado con el aumento en la circulación de la población.