Desde el hospital Ramón Carrillo, dijeron que mucha la gente se presenta en el hospital porque no consigue una rehabilitación completa luego del alta por Covid y queda con alguna disfunción cardíaca, neurológica o pulmonar, que les lleva mucho tiempo superar.

Al igual que en todo el país, el sistema de salud rionegrino tiene como prioridades la atención de pacientes internados que cursan formas graves de coronavirus y también el despliegue de la campaña de vacunación. Pero hay otra preocupación que gana terreno entre los sanitaristas y es la de asegurar la completa recuperación física de quienes obtienen el alta. 

Dijo que “es mucha la gente que se presenta en el hospital porque no consigue una rehabilitación completa” y queda con alguna disfunción cardíaca, neurológica o pulmonar, que les lleva mucho tiempo superar. Gil ya había anticipado hace un par de meses el propósito de crear un espacio de atención y rehabilitación post Covid en el llamado hospital modular. 

Señaló que el seguimiento de los pacientes en esa condición es tarea de neumonólogos, cardiólogos, neurólogos y en especial de especialistas en kinesiología. Y que debido a la demanda creciente surgió la idea es generar un servicio específico.